El pilar fundamental de la asistencia a nuestros residentes, recae en los gerocultores y sus responsables.

Tiene como función la de asistir al residente en la realización de las actividades básicas de la vida diaria (ABVD) que no pueda realizar por él solo, debido a su grado de dependencia y efectuar aquellos trabajos encaminados a su atención personal y de su entorno.

Entre las múltiples funciones que realiza a diario destacan las siguientes:

  • Higiene personal del residente.
  • Limpieza y mantenimiento de los utensilios del residente, hacer las camas, recoger la ropa, llevarla a la lavandería y colaborar en el mantenimiento de las habitaciones.
  • Apoyo en la ingesta de alimentos a aquellos residentes que no lo puedan hacer por sí mismos o necesiten de ayuda.
  • Realizar los cambios posturales pautados a los residentes que así lo requieran con el fin de evitar úlceras por presión y contracturas.
  • Acompañamiento a los residentes dentro de las instalaciones.