El objetivo principal de este servicio es el bienestar emocional,  personal y social del usuario, para mejorar su calidad de vida y su inclusión social, a través de la evaluación, orientación y en su caso, intervención o derivación.

Este objetivo se lleva a cabo a través del trabajo con el usuario, familias, profesionales y otros agentes.